Gimnasia embarazadas, Piso pélvico, Lactancia materna, Pilates Online, yoga prenatal, Gimnasia Online, Ejercicios embarazadas, Pilates posparto, Kinesiología Online, Preparación al parto en Las condes, Vitacura, Providencia, Santiago, Concepción y los Ángeles

Piso pélvico, Lactancia materna, Gimnasia embarazadas, Pilates Online, yoga prenatal, Pilates posparto, Kinesiología Online, Preparación al parto, Gimnasia Online, Ejercicios embarazadas e Las condes, Vitacura, Providencia, Santiago, Concepción y los Ángeles

Gimnasia embarazadas, Piso pélvico, Gimnasia Online, Ejercicios embarazadas, Lactancia materna, Pilates Online, yoga prenatal, Pilates posparto, Kinesiología Online, Preparación al parto en Las condes, Vitacura, Providencia, Santiago, Concepción y los Ángeles

  • +56984185941 / +56979760945
  • contacto@ironmommy.cl

Dieta Vegetariana y Embarazo

Dieta Vegetariana y Embarazo

Posted in Calidad de Vida, Salud and tagged , | Leave a Comment

Una dieta vegetariana es un plan de comidas que contiene más que todo plantas, como verduras, frutas, granos integrales, legumbres, semillas y nueces, con pocos o ningún producto animal.

En la actualidad, hay muchas personas que deciden dejar de consumir carne, incluyendo a mujeres embarazadas, por diversos motivos, ya sean religiosos, culturales, económico o por salud. Este hábito se conoce, en general, como vegetarianismo.

La Asociación Americana de Dietética, así como la Asociación de Dietética de Canadá afirman que tanto la dieta vegetariana como la vegana, si están bien planeadas, son apropiadas para cualquier fase del ciclo de la vida, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia y adolescencia. De hecho se ha visto que bebés de madres vegetarianas presentan generalmente un peso al nacer similar al de los bebés de madres no vegetarianas, cumpliendo los pesos de referencia de bebés sanos.

Las madres vegetarianas, además, disfrutan de una serie de ventajas en su época de embarazo y lactancia como un menor riesgo de obesidad, hipertensión y preeclampsia (presencia de presión arterial alta en una mujer embarazada, acompañada de pérdida de proteínas en la orina y retención de líquidos).

Como habíamos mencionado anteriormente las dietas vegetarianas pueden ser adecuadas para cualquier etapa del ciclo vital inclusive en durante el embarazo y lactancia, siempre y cuando se tomen en cuenta algunas recomendaciones como veremos a continuación

-Mejorar la absorción de hierro durante el embarazo

Las recomendaciones de hierro son superiores para las mujeres que siguen este tipo de dietas que para el resto de embarazadas. Esta mayor necesidad de hierro no atiende tanto a la cantidad, como a la optimización de su absorción y aprovechamiento. Nuestro organismo asimila fácilmente el hierro que contienen los alimentos de origen animal, pero tiene dificultades para asimilar el hierro que contienen los alimentos vegetales.

Por este motivo, se recomienda que el hierro se ingiera junto a alimentos ricos en vitamina C o derivados de la soja fermentados (tofu, salsa de soja, miso, kéfir, tempeh,…). Estos favorecen la absorción y asimilación del hierro presente en alimentos de origen vegetal. También hay que tener en cuenta que el salvado de los cereales integrales, los oxalatos (abundantes en las espinacas) y los taninos del té, inhiben la absorción del hierro.

-Vitamina B12 para las embarazadas veganas

También se deberá prestar especial atención a la ingesta de vitamina B12. En las dietas vegetarianas, los huevos y los lácteos garantizan los requerimientos de este nutriente. Sin embargo, si la embarazada sigue una dieta vegana, deberá recurrir a alimentos enriquecidos con esta vitamina (hoy en día, en el mercado podemos encontrar derivados de soja y cereales de desayuno enriquecidos con vitamina B12, por ejemplo) y considerar en conjunto con el médico tratante la suplementación si es necesario.

-Las embarazadas necesitan ingerir calcio de fácil absorción

El calcio debe ser de fácil absorción durante el embarazo, este se encuentra principalmente en lácteos y derivados de origen animal. En el caso de embarazadas con una dieta vegetariana no tendrán problemas con este mineral, a no ser que sean veganas y adecuen la ingesta de alimentos ricos en calcio dentro de sus opciones de origen vegetal (derivados de la soja, frutos secos, sésamo, legumbres) considerando que el calcio vegetal se asimila de peor manera por el organismo.

 –¿Con qué fuente de proteínas cuenta una embarazada vegetariana?

Las proteínas son nutrientes fundamentales en la mujer embarazada, puesto que desempeñan un gran número de funciones en las células: forman parte de la estructura básica de músculos, tendones y piel. Además, desempeñan funciones metabólicas y reguladoras como transporte de grasas y oxígeno por el organismo, o asimilación de nutrientes, entre otras.

Las personas vegetarianas disponen en su dieta de los dos tipos de proteínas que tenemos en la naturaleza: las de origen animal (a través del consumo de lácteos y huevos) y las de origen vegetal (a través de frutos secos, soja, legumbres, setas y cereales con germen).

Las personas que siguen una dieta vegana solo disponen como fuente de proteínas de las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales (proteínas de origen vegetal).

Por este motivo, en ambos casos, y al igual que el resto de mujeres embarazadas, independientemente de cómo se defina su dieta, tendrán que llevar un régimen alimentario controlado y equilibrado para asegurar la ingesta adecuada de aminoácidos esenciales. Ya sea a través de proteínas de origen animal y de origen vegetal (caso de las dietas vegetarianas) o sólo de proteínas de origen vegetal (dietas veganas).

Porciones recomendadas para cubrir necesidades nutricionales de embarazadas vegetariana

-Incorporar 3 a 4 porciones de legumbres cocidos por su elevado contenido de zinc, hierro y proteínas. Estos nutrientes son importantes para el crecimiento del útero, para el aumento del volumen sanguíneo, así como para el desarrollo y crecimiento del futuro bebé.

-Incluir de 6 a 8 raciones de leches y alternativas cada día, como leche descremada, o leche de soya enriquecida con calcio y vitamina D, entre otros. Los quesos son buenas fuentes de calcio, pero no le proporcionarán a tu cuerpo la vitamina D que necesita para absorberlo y llevarlo a los huesos, para esto la exposición a los rayos solares durante 10 a 15 minutos diarios ayudaría a la síntesis de esta.

-Incluir de 8 a 10 porciones diarias de frutas y verduras (las que podrían dividirse en 5 a 6 verduras y 3 a 4 porciones de frutas durante el día), casi el doble de lo recomendado para aquellas con una alimentación no vegetariana. En el embarazo y la lactancia aumentan las necesidades de varias vitaminas y minerales, como muchas de las que encontramos en frutas y verduras, tales como las vitaminas A, C y folato, además de antioxidantes.

«En el caso de embarazadas con Diabetes Gestacional o Resistencia a la insulina, habría que considerar además del embarazo y vegetarianismo, la patología de base, el tratamiento farmacológico que esté o no requiriendo por orden médica, un plan de alimentación más riguroso y con una cantidad de hidratos de carbono más limitada. Hay que recordar que las frutas contienen elevadas dosis de fructosa (azúcar natural de las frutas) por lo que las recomendaciones podrían disminuir en estos casos, y requerir algún tipo de suplementación farmacológica para cubrir todos los requerimientos nutricionales adicionales»

-De 6 a 11 porciones de granos integrales, incluyendo alimentos tales como el arroz integral, avena y pan de trigo integral.

Links relacionados

 

 

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?