• +56984185941 / +56979760945
  • contacto@ironmommy.cl

Pilates Prenatal

prenatal1

Durante el periodo de gestación el organismo de la mujer experimenta un proceso biológico de adaptación en el que se producen grandes cambios anatómicos y fisiológicos. Entre ellos, se producen cambios posturales radicales que pueden producir diversos malestares y un desalineamiento general del cuerpo, lo que suele ocasionar dolores y molestias, descenso del nivel de energía, rigidez muscular y falta de aliento. Ante ello, el Método Pilates para embarazo y post-parto, es un sistema de acondicionamiento ideal para mujeres embarazadas y una excelente alternativa para la recuperación post-parto.

Esta técnica de entrenamiento desarrollada por Joseph H. Pilates. Sus principios básico son: respiración, alineación, control, concentración, fluidez de movimiento, relajación, centro de fuerza, coordinación y resistencia. A través del fortalecimiento del centro muscular se estabiliza tronco y de eso modo se protege la columna durante estos meses de gestación que tu cuerpo va modificándose y preparándose para el parto.

Aporta los siguientes beneficios:

Fortalecer la musculatura abdominal, lo que es muy importante para:

  • Contener de buena forma el aumento del tamaño del vientre,
  • La fuerza expulsiva durante el parto, o Prevenir la diástasis de los rectos abdominales (separación anormal de los músculos de la pared abdominal)
  • Disminuir la Hiperlordosis lumbar (aumento de la curva lumbar ocasionado por el aumento de tamaño y peso del abdomen).
  • Disminuir la tensión generada en los músculos ya que se trabaja con mucha relajación y elongación.
  • Fortalecer la musculatura en general ayudando así a la estabilidad articular, la que disminuye por el aumento de la laxitud ligamentosa en este período.
  • Mejorar la mecánica respiratoria y, con ello, la oxigenación de los tejidos y del bebé, ya que la técnica Pilates la utiliza respiración como un elemento esencial en todos sus ejercicios.
  • Trabajar en la musculatura de extremidades inferiores, disminuyendo la fatiga, edemas, y mejorar el retorno venoso previniendo o disminuyendo el riesgo de desarrollo de varices.
  • Mantener y mejorar la movilidad de las articulaciones, por ser un ejercicio suave y sin impacto.
  • Fortalecer el suelo pélvico, ya que a diferencia de otro tipo de ejercicios, la técnica Pilates tiene ejercicios que contribuyen al trabajo de estos músculos ayudando así a la recuperación post parto y a mantener el adecuado control del esfínter evitando con ello la incontinencia urinaria.

Requisitos:

Debes tener 12 semanas de gestación y la autorización médica de tu ginecólogo tratante.

 

Fitnes Prenatal

Kinesioterapia Embarazo

Drenaje Linfático

Nutrición Embarazo