• +56984185941 / +56979760945
  • contacto@ironmommy.cl

Estrés y embarazo

Estrés y embarazo

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Estrés y embarazo

El estrés puede ser definido como una amenaza real o supuesta a la integridad fisiológica o psicológica de un individuo que resulta en una respuesta fisiológica y/o conductual.

Según la Organización Mundial de la Salud, el estrés es “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”.

El embarazo constituye un acontecimiento excepcional en la vida de las mujeres, pudiendo desencadenar emociones y sensaciones corporales muy intensas, diversas respuestas psicológicas (alegría, satisfacción, orgullo, miedo, ansiedad, incertidumbre, distanciamiento, etc.)

El estrés de la rutina diaria al que todos estamos expuestos, como las exigencias laborales y las demoras en el tránsito, no contribuyen a un nacimiento prematuro por ejemplo. Es importante tener en cuenta que el estrés no es totalmente malo. Si se controla adecuadamente, un poco de estrés puede proporcionarnos la fuerza necesaria para enfrentar nuevos desafíos. Pero ciertos tipos de estrés severo o permanente pueden representar un riesgo durante el embarazo.

¿De qué manera puede el estrés desencadenar un parto prematuro?

Ciertas hormonas relacionadas con el estrés pueden ser un factor determinante. El estrés de la madre puede causar la liberación de una hormona llamada hormona liberadora de corticotropina (CRH). Esta hormona, producida por el cerebro y por la placenta, se encuentra estrechamente relacionada con el trabajo de parto. Hace que el organismo libere sustancias químicas llamadas prostaglandinas, las cuales producen las contracciones uterinas.

El estrés provoca efectos en el flujo de sangre a la placenta como la constricción de los vasos sanguíneos reduciendo su flujo. Afecta la capacidad de la placenta de liberar nutrientes y oxígeno al feto alterando la morfología y el crecimiento de la placenta.

Otro órgano central sobre el que actúa el estrés durante el embarazo es el útero. La contractilidad uterina y el flujo sanguíneo están completamente bajo control neurohormonal. Debe existir un equilibrio neurohormonal (Sistema nervioso simpático, parasimpático y hormonas).

Hay que tener en cuenta que una cantidad moderada de estrés promueve un ritmo elevado de desarrollo cerebral y por tanto no es perjudicial sino todo lo contrario, estimularía positivamente el desarrollo del feto.

Las mujeres embarazadas pueden controlar mejor el estrés si se encuentran sanas y en buen estado físico. Deben mantener una dieta sana, dormir bastante y evitar el alcohol, los cigarrillos y las drogas. También deben hacer ejercicio regularmente (con la autorización de su médico). El ejercicio las ayudará a mantenerse en buen estado físico, a prevenir algunas de las molestias comunes del embarazo (como los dolores de espalda, el cansancio y el estreñimiento), y a aliviar el estrés. Una buena red de apoyo (que incluya a la pareja, familia, parientes y amigos) también puede ayudar a las mujeres embarazadas a aliviar su estrés.

Referencia
http://www.federacion-matronas.org/rs/234/d112d6ad-54ec-438b-9358-4483f9e98868/518/rglang/es-es/filename/vol8n1pag12-19.pdf
http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/090_comportamiento/material/tp_estres.pdf