• +56984185941 / +56979760945
  • contacto@ironmommy.cl

cuarentena

cuarentena

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Puerperio o cuarentena

¿Qué es?

Posterior a la gran emoción que la madre siente por el nacimiento, sucede que la vuelta a casa coincide con una revolución a nivel hormonal, manifestándose en una gran cantidad de cambios anatómicos, fisiológicos y psicológicos inmediatos al alumbramiento y termina cuando se logra la involución o recuperación casi completa, del estado inicial de los órganos involucrados en el embarazo y parto (exceptuando las mamas), alrededor de 6-8 semanas aprox. A este período de gran importancia le llamamos “puerperio” o “cuarentena” donde la madre debe enfrentarse a la necesidad de realizar muchos reajustes en el organismo, con el fin de que el útero se contraiga (caen los estrógenos y la progesterona) y que las mamas empiecen a producir leche (sube la prolactina), ante una nueva situación, en la que el niño ya está con ellos para tomar nuevos roles como pareja.

Fases: El puerperio se divide en tres fases:

1-Puerperio inmediato: Primeras 24 horas después del parto, la madre puede mostrarse cansada por el esfuerzo realizado. Aquí comienza a ser consciente de su maternidad y a fortalecer el vínculo con su bebé. Se debe vigilar el riesgo de hemorragia.
2-Puerperio mediato o precoz: desde las 24 horas al 7º-10º día. Comienza la involución genital, aparición de los loquios (eliminación de flujo sanguíneo) y la subida de la leche materna.
3-Puerperio tardío: 10º día hasta el fin de la recuperación de los órganos pélvicos (6- 8 semanas aprox.), si no hay lactancia regreso la menstruación y se recupera el peso del útero previo al embarazo.

Patológico o Fisiológico: Existe un puerperio normal o fisiológico y uno patológico, este último se refiere a toda condición mórbida que interfiera a la regresión fisiológica al estado previo de la puérpera Si no hay complicaciones, el puerperio será fisiológico.

-Cambios en el aparato genital: el tamaño del útero aumenta entre 30-40 veces durante la gestación y en el puerperio se reduce de forma progresiva, mediante la involución uterina. La oxitocina que provocó las contracciones uterinas que facilitaron el nacimiento del bebé, continua en el organismo, pero ahora las contracciones son para contraer el útero, cerrar la herida que dejó la placenta al desprenderse y evitar una hemorragia. El cuello uterino reduce rápidamente su dilatación a 2 -3 cm. en las primeras hrs. postparto y permanece así durante la primera semana para luego disminuir a 1 cm.
-Reanudación de la menstruación: Su retorno es algo variable, generalmente ocurre la 6º –12º semanas postparto, pero depende de varios factores. El más importante es la lactancia, amamantar libera mayor cantidad de prolactina, dilatando la menstruación. El hecho de no menstruar no quiere decir falta de ovulación, por lo que no debe considerarse como método anticonceptivo
-Pérdida de peso: Durante las primeras horas se produce una disminución de peso de 4 a 7 kg debido a la expulsión del feto, la placenta y el líquido amniótico. Por diuresis se elimina aprox. 2,5 Kg a través del sudor y la orina, además hay una pérdida de sangre de 500 ml o más. Con ello, hay una reducción del volumen abdominal eliminando la presión sobre el diafragma, estómago, intestino, vejiga y pulmones. Mejorando sus funciones respectivas.
-Cambios en el aparato circulatorio: frecuencia cardiaca se normaliza, las paredes venosas recuperan su tono, haciéndose más resistentes. Tras la 1ª semana se normalizan los nódulos hemorroidales.
-Cambios hormonales: A una semana Post parto, los estrógenos, la progesterona y la gonadotropina coriónica humana recuperan sus niveles normales. Por el contrario, la prolactina aumenta significativamente la secreción mientras se mantenga la lactancia materna.
Cambios Urinarios: Tejido vesicular edematoso, congestionado e hipotónico después del parto, lo que ocasiona sobredistensión y vaciamiento incompleto de orina, esto disminuye a las 24 horas.
-Cambios en la piel: desaparece la pigmentación de la piel adquirida en la gestación, (cara, línea alba y genitales). Sin embargo, la piel del abdomen queda flácida y propensa a la aparición de estrías, en la medida en que el útero recupera su volumen normal y los músculos su elasticidad.
Cambios Urinarios: Tejido vesicular edematoso, congestionado e hipotónico después del parto, lo que ocasiona sobredistensión y vaciamiento incompleto de orina, esto disminuye a las 24 horas.
-Cambios mamarios: Baja el nivel de progesterona suprimiendo la acción inhibitoria que tiene sobre la síntesis de la leche. Las mamas se llenan de calostro durante las primeras horas después del nacimiento. Si el niño no mama con frecuencia durante el 1º y 2º día, se puede apreciar ingurgitación, aumento de volumen y mayor sensibilidad de la mama.
-Temperatura: Durante las primeras 24 horas la Tº puede llegar a 38ºC, por el esfuerzo muscular o la deshidratación. Si continua post 24 hrs. es un signo de infección puerperal.
-Cambios gastrointestinales: El funcionamiento intestinal se normaliza finalizando la 1ª semana por incremento del apetito e ingestión de líquidos. La evacuación intestinal suele ser espontánea al 3ª día del parto, aunque a veces solo el miedo al dolor es suficiente para inhibir el reflejo. Es importante recordar que la defecación alivia la cicatrización perineal.
-Cambios emocionales: Después del parto, la mujer puede expresar una amplia variabilidad de estados emocionales. Esto se debe a diversos factores, como los cambios hormonales, la vivencia del proceso de gestación, parto y maternidad. Sentirse apoyada, comprendida y contenida por su acompañante y por el equipo de salud.

La Madre en el Puerperio

La asistencia del puerperio debe ser integral, dirigida a la madre y su hijo, en un ambiente adecuado y con un equipo de salud que satisfaga las múltiples necesidades clínicas y emocionales de este período (según parto vaginal o cesárea). El recién nacido realiza su período de adaptación por lo que debe mantenerse lo más posible junto a su madre, donde también es de vital importancia el apoyo del padre o compañero, lograr una responsabilidad compartida y prestar afecto, así como también el goce de ver crecer al niño y los cambios de vida que implica su llegada.
Es importante conocer y prestar atención a las etapas de un puerperio normal, para evitar posibles complicaciones. Si la madre se observa decaída, triste o culpable por más de 2 semanas, es importante considerar visitar a un profesional.

REFERENCIAS