• +56984185941 / +56979760945
  • contacto@ironmommy.cl

Blog

Artículos sobre el embarazo, salud y nutrición.

parto

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

¿COMO RECONOZCO MI TRABAJO DE PARTO?

El trabajo de parto es el proceso de cambios necesarios para que se produzca el parto. Se inicia cuando las contracciones uterinas frecuentes, dolorosas e intensas logran madurar y dilatar en 2 a 3 cm. el cuello del útero y culmina con el momento del parto, con una dilatación de 10 cm. Aprox.

 

SINTOMAS DE PARTO ¡ATENTA!

Contracciones uterinas Las contracciones, que en un principio eran indoloras y leves, se irán haciendo más intensas, frecuentes y pueden acompañarse de dolor abdominal y lumbar.

Qué hacer: Trate de descansar, adopte posturas que sean más cómodas, tome un baño de tina o aplique calor en la zona lumbar.

Pérdida de tapón mucoso El tapón mucoso es una sustancia de color sanguíneo y se elimina por la vagina. Puede desprenderse dos días, un día o sólo unas horas antes del parto, debido a los cambios del cuello uterino. Hay veces en que su pérdida es inadvertida por la mujer.

Qué hacer: No es necesario partir al hospital, a menos que se presente junto con contracciones uterinas.

Pérdida de líquido amniótico La pérdida de líquido amniótico por la vagina ocurre cuando las membranas se rompen. Podrá reconocerlo porque es un líquido transparente de leve olor a amoníaco.

Qué hacer: En este caso debe ir al Servicio de Urgencia de la Maternidad.

Pérdida de sangre Puede presentar una pérdida de sangre parecida a la menstruación.

Qué hacer: Debe irse inmediatamente al Servicio de Urgencia de la Maternidad

 

CONTRACCIONES DEL TRABAJO DE PARTO

Las contracciones del trabajo de parto usted las notará diferentes a las anteriores porque:

– La molestia o el dolor asociado la obligará a hacer una pausa en la actividad que usted esté realizando.

– Sentirá que el útero se pone duro en forma intensa (esto no dañará a su guagua). Esta intensidad en la dureza también podrá aumentar muy progresivamente.

– Estas contracciones dolorosas se mantienen con una frecuencia bien regular, y esta frecuencia va a ir aumentando lentamente.

– La duración de las contracciones también aumentará progresivamente, llegando a una duración aproximada entre 30 a 45 segundos. No se asuste, todo esto indica que ha llegado el momento tan esperado por ustedes.

 

FRECUENCIA DE LAS CONTRACCIONES

Cuando las contracciones son más intensas que las que ha tenido en las últimas semanas, empiece a tomarles el tiempo: desde que empieza una contracción hasta que se presenta la siguiente. En el momento en que las contracciones se produzcan cada 5 minutos a lo largo de una hora y media, debe irse al hospital.

 

 

Bibliografìa:

Guía de la Gestación y Nacimiento. Chile Gobierno de Chile

Mastitis

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

MASTITIS

Mastitis durante la lactancia

La mastitis es un cuadro frecuente y representa una importante causa de abandono de la lactancia materna.

Los factores más importantes para el desarrollo de mastitis son la retención de leche y el sobre crecimiento bacteriano. En la leche, existen sustancias proinflamatorias y elementos celulares activados que si permanecen tiempo en contacto con el epitelio de la glándula mamaria, pueden desencadenar una respuesta inflamatoria. Si, además, hay sobrecrecimiento bacteriano, puede producirse una mastitis aguda e, incluso, abscesos.

Manifestaciones clínicas

Los síntomas son dolor mamario y signos inflamatorios (calor, rubor y eritema), y se asocia un cuadro sistémico de intensidad variable (temperatura superior a 38,5 °C, decaimiento, dolores articulares, escalofríos, náuseas… síntomas que recuerdan un cuadro gripal). Hasta en 80% de los casos, hay lesiones en el pezón (irritación, grietas).

Tratamiento

Para realizar un adecuado diagnóstico y tratamiento debe consultar a un médico el cual recetará antibióticos y antiinflamatorios, además este se enfoca en mantener la lactancia pero se le debe otorgar apoyo emocional para afrontar el dolor y la incomodidad a la madre. También se debe mantener una adecuada nutrición, hidratación y reposo, usar un sostén  no apretado y evaluar si se puede aplicar calor local brevemente antes de la succión y compresas frías después para reducir el edema y el dolor, además de un adecuado drenaje del pecho. La extracción frecuente y efectiva de la leche es fundamental para tratar la mastitis .La extracción más eficaz se realiza con la succión del niño. La leche del pecho enfermo no supone riesgo para el lactante, por lo que la alimentación del pecho afecto no debería suspenderse nunca, salvo que el niño la rechazara por su mayor contenido en sodio.

Medidas preventivas

Para la prevención de estasis de leche, se requiere lo siguiente:

– Ofrecer el pecho a demanda sin limitar la duración de la toma.

– Evitar suplementos de fórmula sin indicación médica.

– Evitar ropa ajustada y posturas que compriman el pecho.

– Extracción tras la toma si el drenaje es incompleto o si fuera necesario administrar suplementos al bebé.

-Descanso adecuado de la madre.

– Higiene de manos y extractores.

-Tratamiento antibiótico de grietas sobre infectadas

 

Referencia:
Bibliografía: Dra. Blanca Espínola-Docioa,b, Dra. Marta Costa-Romeroa,c, Dra. N. Marta Díaz-Gómeza,d y Dr. José M. Paricio-Talayeroe,f. Mastitis puesta al día. Arch Argent Pediatr 2016;114(6):576-584 / 576

 

Estrés y embarazo

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Estrés y embarazo

El estrés puede ser definido como una amenaza real o supuesta a la integridad fisiológica o psicológica de un individuo que resulta en una respuesta fisiológica y/o conductual.

Según la Organización Mundial de la Salud, el estrés es “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”.

El embarazo constituye un acontecimiento excepcional en la vida de las mujeres, pudiendo desencadenar emociones y sensaciones corporales muy intensas, diversas respuestas psicológicas (alegría, satisfacción, orgullo, miedo, ansiedad, incertidumbre, distanciamiento, etc.)

El estrés de la rutina diaria al que todos estamos expuestos, como las exigencias laborales y las demoras en el tránsito, no contribuyen a un nacimiento prematuro por ejemplo. Es importante tener en cuenta que el estrés no es totalmente malo. Si se controla adecuadamente, un poco de estrés puede proporcionarnos la fuerza necesaria para enfrentar nuevos desafíos. Pero ciertos tipos de estrés severo o permanente pueden representar un riesgo durante el embarazo.

¿De qué manera puede el estrés desencadenar un parto prematuro?

Ciertas hormonas relacionadas con el estrés pueden ser un factor determinante. El estrés de la madre puede causar la liberación de una hormona llamada hormona liberadora de corticotropina (CRH). Esta hormona, producida por el cerebro y por la placenta, se encuentra estrechamente relacionada con el trabajo de parto. Hace que el organismo libere sustancias químicas llamadas prostaglandinas, las cuales producen las contracciones uterinas.

El estrés provoca efectos en el flujo de sangre a la placenta como la constricción de los vasos sanguíneos reduciendo su flujo. Afecta la capacidad de la placenta de liberar nutrientes y oxígeno al feto alterando la morfología y el crecimiento de la placenta.

Otro órgano central sobre el que actúa el estrés durante el embarazo es el útero. La contractilidad uterina y el flujo sanguíneo están completamente bajo control neurohormonal. Debe existir un equilibrio neurohormonal (Sistema nervioso simpático, parasimpático y hormonas).

Hay que tener en cuenta que una cantidad moderada de estrés promueve un ritmo elevado de desarrollo cerebral y por tanto no es perjudicial sino todo lo contrario, estimularía positivamente el desarrollo del feto.

Las mujeres embarazadas pueden controlar mejor el estrés si se encuentran sanas y en buen estado físico. Deben mantener una dieta sana, dormir bastante y evitar el alcohol, los cigarrillos y las drogas. También deben hacer ejercicio regularmente (con la autorización de su médico). El ejercicio las ayudará a mantenerse en buen estado físico, a prevenir algunas de las molestias comunes del embarazo (como los dolores de espalda, el cansancio y el estreñimiento), y a aliviar el estrés. Una buena red de apoyo (que incluya a la pareja, familia, parientes y amigos) también puede ayudar a las mujeres embarazadas a aliviar su estrés.

Referencia
http://www.federacion-matronas.org/rs/234/d112d6ad-54ec-438b-9358-4483f9e98868/518/rglang/es-es/filename/vol8n1pag12-19.pdf
http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/090_comportamiento/material/tp_estres.pdf

Molestias en las manos durante el embarazo

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

¿Molestias en las manos durante el embarazo?

Durante el embarazo, la mujer pasa por una serie de importantes cambios corporales y psicológicos. Estos, son procesos de adaptación y preparación para la gestación del bebé, pero algunos de estos generan lo que los profesionales llaman como “efectos no deseados” de la gestación, se da en cualquier parte del cuerpo y causan molestias o complicaciones prenatales; hoy les hablaremos de las molestias en las manos durante el embarazo.

En el embarazo y puerperio aumenta la cantidad de líquido del cuerpo, sobre todo en extremidades. El líquido que rodea normalmente a los tendones de las manos se ve aumentado, generando dos cuadros clínicos: Síndrome del Túnel del Carpo y Tendinitis de Muñeca o de Quervain. Estos producen dolor, sensibilidad e inflamación de las articulaciones. Los especialistas indican que son más comunes de lo que se cree y no presentan gran complicación si es que se detectan y tratan a tiempo.

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO (STC)

El sistema musculo-esquelético de la embarazada sufre cambios en respuesta hormonal, pudiendo aparecer durante el 2° a 3° trimestre el STC donde el nervio mediano se comprime en el conducto del túnel del carpo, debido al edema circundante (retención de líquidos). Generalmente se da en ambas manos y es mayor por la noche, pero si empeora, afectará también durante el día. El resultado es dolor, debilidad y/o entumecimiento de la mano, muñeca y especialmente de los dedos pulgar, índice y medio, que puede extenderse hasta el codo y antebrazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos desaparece a los pocos días del parto en forma gradual o demorar un poco más durante la lactancia.

Tratamiento durante el embarazo
Se opta por medidas para aliviar el dolor: como evitar movimientos bruscos y repetitivos, inmovilización con férulas para evitar flexionarla mucho tiempo (en una posición neutra, el conducto es mayor, haciendo que los síntomas mejoren), Además se puede agregar elevación de la extremidad. Si los síntomas continúan, se trata en Kinesiología mediante fisioterapia, masajes, drenar, ejercicios: fuerza, elongación, disminuir inflamación, rango de movimiento, etc. donde el profesional ayudará a disminuir la presión del nervio.

Cuando nada funciona se pueden utilizar infiltraciones locales de esteroides y en caso de no mejorar, una cirugía pequeña puede ser la última opción.

Recomendaciones o ajustes:
En tu ambiente de trabajo: Ajustar la altura de la silla de tu escritorio para no flexionar tanto las muñecas al escribir. Usar un teclado y ratón ergonómicos. Hacer pausas para mover y estirar las manos.
La gestante con STC al dormir: Dormir de lado (preferible izquierdo), fomentará un flujo sanguíneo adecuado para ti y el bebé, puedes ayudarte de almohadas para mantenerte cómoda. Usar una muñequera para dejar en posición neutra y así no generar presión adicional al nervio si se dobla la muñeca. Una compresa fría antes de dormir durante 10 min. puede ser útil para desinflamar y pasar buena noche. Si el dolor aún así te despierta, mueve ligeramente las manos hasta que se alivie.

TENDINITIS DE MUÑECA O “DE QUERVAIN”


Se genera una inflamación de los tendones del borde del pulgar de la muñeca, debido a la irritación y engrosamiento de estos, por el líquido acumulado, estrechando y cambiando la forma del paso, haciendo que los tendones no se muevan como deberían. Esta inflamación puede causar dolor y sensibilidad en el borde del pulgar de la muñeca, al empuñarla, tomando cosas o rotando la muñeca. Complicando a la futura madre con su hijo, si es que persiste.

Tratamiento de la tendinitis en el embarazo
El médico indicará el tratamiento a seguir, pero generalmente se opta por uno conservador y similar al STC. Uso de antiinflamatorios (que no afecte al bebé), férulas, derivar a Kinesiología para aliviar el dolor e inflamación mediante Fisioterapia (Agentes térmicos: El calor ayudará a la rigidez, mantener el flujo sanguíneo y disminuir dolor. El frio ayudara en la inflamación y dolor. US: regenerar daño, etc. El ejercicio regular, personalizado para la gestante y de bajo impacto: mejora el rango de movimiento, flexibilidad articular, fuerza, etc. Masaje para relajar los tejidos y adherencias). En casos más extremos se puede recurrir a la infiltración. Pero por sobre todo es necesario tomar un tiempo descansar las articulaciones, dar movilidad y ejercicios de relajación, evitar estrés, tensiones y corregir posturas al dormir. Es indispensable consultar a un especialista lo antes posibles para evitar que sea crónico o derive a otras lesiones como por ejemplo una epicondilitis.

 

Referencias:
-Asociación Argentina de Cirugía de la Mano (AACM);   -ACOG. 2016. Your Pregnancy and Childbirth Month to Month.;   -American Pregnancy Association (http://americanpregnancy.org);
-Síndrome del túnel carpiano en el embarazo. Baby center (aprobado por junta de asesores médicos)

Ejercicio en el embarazo

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Beneficios del ejercicio en el embarazo y la preparación al parto

El nivel de adaptación al ejercicio físico previo al embarazo será un factor determinante en la tolerancia y posibilidades de realizar actividad física durante la gestación: a mayor adaptación aeróbica, mayor eficiencia cardiorespiratoria y energética, mejor vascularización de los tejidos y mayor capacidad de eliminar calor. En comparación con las mujeres sedentarias, las mujeres que practican un deporte, entre 1 a 3 horas semanales, y la actividad física recreativa se relaciona con una disminución del riesgo del parto pre término (PPT), cuando este ejercicio es moderado o intenso y realizado desde inicios del segundo trimestre.

La práctica de ejercicio en el embarazo mejora la autoestima, mejora la condición cardiovascular y muscular, favorece la corrección postural y evita un aumento excesivo de peso, lo que proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al trabajo del embarazo y parto con menos riesgos.

Además, el ejercicio disminuye las molestias digestivas y el estreñimiento, aumenta el bienestar psicológico reduciendo la ansiedad, la depresión, el insomnio, mejora la tensión arterial; es un protector frente a la diabetes gestacional y crea hábitos de vida saludables.

IronMommy te entrega las siguientes recomendaciones:

  1. Realiza ejercicio 3-4 veces por semana
  2. Comienza desde la semana 12 de gestación
  3. Evita ejercicios hiperpresivos (aumenten la presión intrabdominal) 
  4. Cuida tu piso pélvico
  5. Siempre debes realizar los ejercicios acompañados de una adecuada respiración
  6. Ten precaución con algunas posturas (pueden producir mareos o fatiga
  7. Controla tú frecuencia Cardíaca
  8. Mantén tú cuerpo hidratado
  9. No realices ejercicios en horarios de mucho sol o altas temperaturas.

Recuerda que existen profesionales capacitados en el área de embarazo, no todos los profesionales están capacitados para prescribir…ten cuidado, cuida tú salud y tú cuerpo, no te expongas a una lesión o daño.

 

El primer baño

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Un importante momento: El primer baño de tu bebé

Generalmente el primer baño de un RN es un tema que acarrea muchas dudas, miedos y ansiedad en los padres. Sin embargo, debemos verlo como un momento de disfrute, relajación y de conexión con tu bebé; lo cual incluso ayudará en su desarrollo.

Para el niño será una nueva sensación, por lo que en un principio puede que no sea de su agrado, pero poco a poco irá acostumbrándose y siendo algo placentero. Para que esto suceda de la mejor manera, debemos tener en cuenta algunas cosas importantes que te contaremos.

¿Cuándo?
Durante los primeros días el RN sólo necesita una limpieza simple con toallitas o algodón humedecido con agua tibia. Esto será así hasta 2 días aprox. después de que se ha caído y cicatrizado el cordón (Se cae alrededor de los 7 a 14 días de nacido), en este momento ya podemos meterlo al agua, así evitamos posibles infecciones en su ombligo.
También se recomienda que el baño sea antes de alimentarlo y posteriormente se duerma, ya que gracias al efecto relajante del agua, descansará mejor.

Preparación
Primero que todo, debemos estar enfocarnos totalmente en el baño, es decir, no estar pendiente de otras cosas y nunca dejarlo sólo. Para ello, debemos contar con un lugar físico con buena temperatura, sin corrientes de aire y espacioso para movernos con facilidad. Además debemos preocuparnos de tener a mano todo lo que utilizaremos en el baño y por sobre todo controlar la temperatura del agua, la cual debe estar tibia, entre 35° a 37°, ya que la piel del bebé es mucho más sensible. (Los expertos recomiendan evaluar la T° con el codo, ya que es un área más sensible para guiarnos).

En cuanto a la cantidad de agua, se recomienda entre 15 a 25 cm, para que el bebé tenga movimiento y a la vez quede apoyado sin riesgo de estresarlo ni de hundirse.

¿Qué necesitamos?
Algunos elementos necesarios: Esponja o paño suave, jabón neutro, aceite hipoalergénico o vaselina líquida, toallas, pañales, ropa, motas de algodón, mudador, y por supuesto una bañera. Sobre estas últimas, existen distintos tipos, según tamaño o modelo, algunos poseen incluso una malla o hamaca donde puede posicionar al bebe de forma más cuidadosa, pero sin impedir su movilidad. Los padres elegirán dependiendo de la comodidad y seguridad. Es importante que todos los productos sean certificados para bebés.

¿Por cuánto tiempo?
Se recomienda que sean baños cortos pero eficaces, no más de 5 minutos, mientras va acostumbrándose. Aunque es poco tiempo, debemos aprovechar al máximo de entregarle afecto, estimulando con esto su desarrollo.

Tampoco se requiere un baño diario, ya que en un principio se ensucian muy poco, por lo que 2 a 3 veces por semana es suficiente. Solo debemos poner atención al aseo en pliegues. Después de un tiempo podrá realizarse diariamente, convirtiéndose en rutina para relajarse y luego dormirse.

¿Cómo lo tomamos y bañamos?
Cuando todo esté listo, se introduce lentamente al bebé en el agua para evitar que se asuste, lo tomaremos con firmeza pero a la vez delicadamente, apoyando su cabeza en nuestro brazo y afirmando por debajo de la axila. Con la mano libre, jabonamos y enjuagamos con movimientos suaves en todo su cuerpo con especial cuidado con los pliegues (cuello, axila, manos, ingle, detrás de rodilla y dedos pies), ya que puede juntar suciedad e irritarse. Por último lavaremos la cabeza, ya que generalmente es la parte que menos le gusta, para ello, se recomienda bajar el brazo a lo largo de la espalda del bebé, afirmándolo desde las piernas y caderas, luego se apoya la cabeza en la parte interna de nuestro codo y con la mano libre aplicamos el shampoo especial de bebés y enjuagamos. Finalmente lo retiramos lento del agua.

Secado y finalizar
Al terminar el baño, lo cubrimos con una toalla y secamos de manera suave, sin frotar y nuevamente con especial atención en los pliegues, evitando lesiones por la humedad. Al terminar podemos cambiar a una toalla seca y comenzar a vestir.

Generalmente no se recomiendan talcos ni aceites especiales, ya que poseen una piel muy delicada. A menos que presentan resequedad o descamación de la piel (que puede ocurrir más adelante) aconsejando utilizar de preferencia vaselina liquida. Por último con cotonitos (nunca introducir profundo, sólo en forma superficial) podemos limpiar orejas y nariz y sus ojitos con motas de algodón húmedas.

 

Bibliografía:
-Chile crece contigo: Aseo, muda y masajes.
– Recomendaciones de expertos Clínica Alemana y Clínica Dávila
– Cuidados del RN Natalben: Ginecólogos y pediatras expertos.

Ictericia

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Ictericia neonatal – hiperbilirrubinemia indirecta

La ictericia es una de las condiciones más comunes que requieren atención médica en los recién nacidos y se refiere a la coloración amarillenta de piel y mucosas causada por la fijación de bilirrubina en el tejido graso subcutáneo; generalmente, se observa cuando los niveles séricos de bilirrubina son mayores o iguales a 5-7 mg/dl y aparece después del segundo día de vida como expresión de una condición fisiológica hasta en un 80% de los prematuros y en un 60% de los a término. Las causas de ictericia neonatal son múltiples y producen hiperbilirrubinemia directa, indirecta o combinada, de severidad variable.

La hiperbilirrubinemia se refiere al aumento de los niveles de bilirrubina total en sangre (≥ 2 mg/dl), como producto final de metabolismo del heme, componente esencial de la hemoglobina.

Los neonatos amamantados son más propensos a desarrollar ictericia fisiológica en la primera semana de vida y cerca del 10% son ictéricos al mes de vida.

La ictericia prolongada es generalmente inofensiva, pero puede ser un indicio de una enfermedad hepática grave.

Ictericia fisiológica

Se evidencia clínicamente después de las 24 horas de vida, usualmente entre el segundo y tercer día; en el a término, duración máxima de una semana; en el pretérmino, duración no mayor de 2 o 3 semanas.

Ictericia por leche materna

Existen dos cuadros clínicos según la edad de inicio de aparición de la ictericia:

Ictericia por lactancia materna: de inicio temprano en la primera semana de vida; el principal factor asociado es un bajo aporte calórico por ayuno o deshidratación que incrementa la circulación enterohepática de bilirrubinas; clínicamente hay pérdida de peso > 10% y disminución del gasto urinario y fecal; algunas veces requieren fototerapia; se resuelve al mejorar el aporte de leche materna y no es necesario suspender la lactancia.

Ictericia por leche materna: de inicio tardío, luego de la primera semana de vida, se alcanzan niveles máximos hacia los 15 días de vida, que regresan a la normalidad entre las 4-12 semanas de vida. Clínicamente es un neonato que come bien, con adecuada ganancia de peso, no se requiere suspender lactancia para el diagnóstico.

Ictericia patológica

  1. Ictericia que se presenta en las primeras 24 horas de nacido.
  2. Valores de bilirrubina por encima de los valores fisiológicos.
  3. Ictericia con producción de bilirrubina total mayor de 5 mg/dl/día.
  4. Ictericia prolongada mayor de tres semanas.
  5. Signos de enfermedad subyacente (vómito, letargia, pérdida de peso exagerada, pobre ingesta, distermias, apneas).

Recomendaciones de manejo

Recién nacidos de 35 o más semanas:

1. Fomentar lactancia materna exclusiva al menos 8 a 12 veces al día por los primeros días de vida.

2. Hemoclasi cación en todas las mujeres embaraza- das y recién nacidos. Si la madre es Rh negativa, está recomendado una prueba de Coombs directa (CD) del recién nacido.

3. La ictericia debe ser valorada con los signos vitales del neonato no menos de cada 8-12 h.

4. Reconocer la limitación de la evaluación visual, sobre todo en neonatos de piel oscura. La ictericia puede ser detectada por el blanqueamiento de la piel con presión digital, revelando el color subyacente de la piel y el tejido celular subcutáneo. Se debe realizar en una habitación bien iluminada o, preferiblemente, a la luz día de una ventana. Usualmente es vista primero en la cara y luego progresa caudalmente al tronco y extremidades, pero la estimación visual de los niveles de ictericia por el grado de ictericia puede llevar a errores.

5. Toma de laboratorios.

Clínica de Lactancia

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

¿En qué consiste la clínica de Lactancia?

Los días siguientes al alta de la maternidad son un período crítico para madres que han presentado dificultades iniciales para amamantar a sus hijos.

La creación de la Clínica de Lactancia en la Maternidad, con un abordaje sistematizado de la madre y del recién nacido ha posibilitado un manejo más efectivo de los problemas del amamantamiento.

Las limitaciones de este servicio, son la concurrencia de la púerpera en los días siguientes al nacimiento, cuando con frecuencia se siente cansada y dolorida (pese a ello, 95% de los binomios (madre e hijo) citados concurrieron) y las familias con domicilios alejados.

La Clínica de Lactancia es una prolongación de la Maternidad que mantiene la continuidad asistencial.

Objetivos:

  1. Brindar un servicio accesible para la resolución de problemas en relación con el proceso de amamantamiento.
  2. Aumentar el número de niños(a) que reciben lactancia materna exclusiva durante el primer semestre de vida.
  3. Apoyar a la mujer en el amamantamiento a través del refuerzo de la técnica adecuada para la lactancia.

Problemas atendidos en una consulta de lactancia:

  • Niño que no recupera su peso de nacimiento en los primeros 10 días de vida.
  • Dolor en los pezones: comúnmente causado por grietas y micosis mamaria, entre otras.
  • Disfunción motora oral y/o mala técnica de amamantamiento.
  • Congestión mamaria, Mastitis, Abscesoma-mario.
  • Pezones planos o invertidos.
  • Mamas supernumerarias activas.
  • Madres con fracasos en lactancias anteriores lo cual las predispone malamente para esta nueva experiencia.
  • Gemelos.
  • Niños de bajo peso de nacimiento (PEG).
  • Niños prematuros.
  • Niños con ictericia neonatal (primeros 3 a 4 días).
  • Niños con ictericia después de los 15 días de nacido.
  • Problemas de eyección láctea como reflejo de eyección excesivo
  • Reflejo de eyección inhibido.
  • Necesidad de suplementación precoz.
  • Inducción y reinducción de lactancia interrumpida.
  • Niños con alteraciones maxilo-faciales: Como fisurados, Pierre Robín, macrostomía
  • Niños amamantados con mal progreso de peso, antes de suplementar.
  • Madres enfermas y/o que necesitan usar medicamentos.
  • Madres que van a regresar al trabajo.
  • Crisis transitorias de lactancia.
  • Capacitación en técnica de extracción de leche y manejo de la leche extraída.
  • Inducción de lactancia en madres adoptivas l Madres con depresión.
  • Orientación nutricional a la madre y en caso necesario derivación si corresponde.
  • Reinducción de la lactancia.

La leche

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Leche Materna ¿Qué debes saber?

Los diferentes tipos de leche que se producen en la glándula mamaria son: el calostro, la leche de transición, la leche madura y la leche del destete.

El calostro

El calostro propiamente tal se produce durante los primeros 3 a 4 días después del parto. Es un líquido amarillento y espeso, de alta densidad y poco volumen. En los 3 primeros días postparto el volumen producido es de 2 a 20 ml por mamada, siendo esto suficiente para satisfacer las necesidades del recién nacido.

El calostro contiene menor cantidad de lactosa, grasa y vitaminas hidrosolubles que la leche madura, mientras que contiene mayor cantidad de proteínas, vitaminas liposolubles (E, A, K), carotenos y algunos minerales como sodio y zinc. El betacaroteno le confiere el color amarillento y el sodio un sabor ligeramente salado.

Contiene 2,9 g/100ml de grasa, 5,7g/100ml de lactosa y 2,3 g/100ml de proteína. Produce 57 Kcal./100 ml.

El calostro contiene una gran cantidad de inmunoglobulina A (IgA), que junto a la lactoferrina y a una gran cantidad de linfocitos y macrófagos (100.000 mm3), confieren al recién nacido una suficiente protección contra los gérmenes y alérgenos del medio ambiente.

El calostro es perfecto para las necesidades específicas del recién nacido:

  1. el escaso volumen permite al niño organizar progresivamente su tríptico funcional, succión-deglución-respiración.
  2. facilita la eliminación de meconio, evitando la hiperbilirrubinemia neonatal.
  3. tanto el volumen del calostro como la osmolaridad son adecuados a la madurez del neonato; los riñones inmaduros no pueden manejar grandes volúmenes de líquido ni soluciones muy concentradas.
  4. las inmunoglobulinas cubren el revestimiento interior inmaduro del tracto digestivo, previniendo la adherencia de bacterias, virus, parásitos y otros patógenos.
  5. facilita la reproducción del lactobacilo bí do en el lumen intestinal del recién nacido.
  6. los antioxidantes y las quinonas protegen al niño del daño oxidatlvo y la enfermedad hemorrágica.
  7. los factores de crecimiento estimulan la maduración de los sistemas propios del niño.

El calostro, como la leche que lo sucede, actúan como moderadores del desarrollo del recién nacido.

Aún si la madre está dando pecho a un hijo mayor durante el embarazo, su leche pasará por una etapa calostral antes y después del nuevo nacimiento.

Leche de transición

Es la leche que se produce entre el 4o y el 15o día postparto. Entre el 4o y el 6o día se produce un aumento brusco en la producción de leche (bajada de la leche), la que sigue aumentando hasta alcanzar un notable, aproximadamente 600 a 700 ml/día, entre los 15 a 30 días postparto.

Se ha constatado que hay una importante variación Individual en el tiempo en que las madres alcanzan el volumen estable de su producción de leche.

La leche de transición va variando día a día hasta alcanzar las características de la leche madura.

Leche madura

La leche materna madura tiene una gran variedad de elementos, de los cuales sólo algunos son conocidos. La variación de sus componentes se observa no sólo entre mujeres, sino también en la misma madre, a distintas horas del día, entre ambas mamas, entre lactadas, durante una misma mamada y en las distintas etapas de la lactancia.

Estas variaciones no son aleatorias, sino funcionaes. Cada vez está más claro que están directamente relacionadas con las necesidades del niño.

Cuando la lactancia está en regresión, la leche involuciona y pasa por una etapa calostral antes de desaparecer totalmente.

El volumen promedio de leche madura producida por una mujer es de 700 a 900 mi/día durante los 6 primeros meses postparto, y aproximadamente 500 ml/día en el segundo semestre. Aporta 75 Kcal./ 100 mi.

Si la madre tiene que alimentar a más de un niño, producirá un volumen su ciente (de 700 a 900 ml) para cada uno de ellos.

Leche de madres de pretérmino

Las madres que tienen un parto antes del término de la gestación (pretérmino) producen una leche de composición diferente durante las primeras semanas.

La leche de madre de pretérmino contiene mayor cantidad de proteína y sodio. La lactoferrina y la IgA también son más abundantes en ella. Aparentemente esta diferencia está determinada por la persistencia de la lactogénesis I (tipo calostro) debido a la falta de cierre de las uniones estrechas intercelulares. Esta leche se caracteriza también por una mayor variabilidad en la concentración de macronutrientes, especialmente grasa y proteínas entre las madres.

En un recién nacido de muy bajo peso (MBPN), menos de 1.500 g, la leche de pretérmino no alcanza a cubrir los requerimientos de calcio, fósforo y de proteínas, por lo que debe ser suplementada con estos elementos. El ideal es hacerlo con preparados que vienen en polvo, listos para agregarlos a la leche materna. Se denominan “forticadores de leche materna”.

Vitamina D y embarazo

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

La vitamina D es producida por el cuerpo humano a partir de la exposición a la luz solar y también se puede obtener de alimentos como los aceites de hígado de pescado, los peces grasos, las setas, las yemas de huevo y el hígado. La vitamina D tiene muchas funciones en el cuerpo; ayuda a mantener la integridad ósea y la homeostasis del calcio.

Durante el embarazo se puede presentar deficiencia o insuficiencia de vitamina D. Se ha indicado que la administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo mejora de forma segura los resultados del embarazo e infantiles. Esta revisión incluyó 15 ensayos controlados aleatorios con 2833 mujeres. Nueve ensayos compararon los efectos de la vitamina D sola con ninguna administración de suplementos o un placebo y seis ensayos compararon los efectos de la vitamina D y el calcio con ninguna administración de suplementos.

Los resultados muestran que la provisión de suplementos de vitamina D durante el embarazo mejora los niveles de vitamina D de las pacientes medidos por las concentraciones de 25-hidroxivitamina D al término, y puede reducir el riesgo de parto prematuro (menos de 37 semanas de gestación), da lugar a un menor riesgo de hipertensión en las pacientes y reduce el riesgo de tener un recién nacido con bajo peso al nacer (menos de 2500 g). Sin embargo, al parecer cuando se combinan la vitamina D y el calcio aumenta el riesgo de parto prematuro. Los datos sobre los efectos adversos para la madre no se informaron bien.

La importancia clínica del aumento de los niveles de vitamina D de las pacientes no está clara y los resultados se deben interpretar con cuidado, ya que solamente unos pocos ensayos pequeños de calidad baja evaluaron estos resultados.

Con las pruebas disponibles, no está claro si la administración de suplementos de vitamina D se debe realizar como parte de la atención prenatal habitual para mejorar los resultados maternos e infantiles. Aunque hay alguna indicación de que la administración de suplementos de vitamina D podría reducir el riesgo de hipertensión y aumentar la talla y el perímetro cefálico al nacer, se necesitan ensayos aleatorios rigurosos adicionales para confirmar estos efectos. Actualmente, el número de ensayos de alta calidad con tamaños grandes de la muestra y resultados informados es demasiado limitado para establecer conclusiones definitivas sobre la utilidad y la seguridad.

En Chile, según la guía perinatal 2015, reconoce que actualmente existe una mayor prevalencia de deficiencia de vitamina D (por la menor exposición solar). Sin embargo hasta el momento, no se recomienda chequear los niveles de vitamina D en la embarazada, exceptuando mujeres con riesgo de deficiencia (aquellas que viven en zonas con poca exposición solar, raza negra, veganas, uso de vestimentas que cubran la mayor parte del cuerpo).

• Se recomienda un suplemento diario de 400 UI (15 microgramos) de vitamina D. Recomendación C.
Esta dosis se encuentra en la mayoría de los multivitamínicos disponibles. En caso de deficiencia, la suplementación debe ser con 1000 a 2000 UI de vitamina D al día, dosis segura de usar durante el embarazo.

 

http://www.cochrane.org/es/CD008873/administracion-de-suplementos-de-vitamina-d-embarazadas

Guía Perinatal 2015

Patología placentaria

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

PATOLOGÍA PLACENTARIA

La placenta es el órgano que une de forma directa y funcional al bebé en gestación con su madre. Se forma a partir de las células del feto, se adhiere al útero de la madre y se conecta con el cordón umbilical. Permitiendo distintas funciones, como el intercambio de nutrientes de la sangre materna a la fetal, la oxigenación, producción de hormonas, funciones metabólicas, excretora eliminando sustancias de deshecho o tóxicas al feto, entre otras.
Anomalías de la placenta: hay ocasiones, en que la placenta puede presentar anomalías que alteran su composición y forma, poniendo en riesgo la formación o desarrollo del bebé en el embarazo, problemas en el parto, puerperio o para un próximo embarazo en la madre. A continuación, presentaremos las más comunes: desprendimiento de placenta, placenta previa y placenta acreta.

Placenta previa

La placenta debe implantarse en el fondo superior del útero, pero hay ocasiones en que lo hace más abajo, generando complicaciones, esto se denomina “placenta previa”, ya que se implanta total o parcialmente en la parte inferior del útero, obstruyendo el orificio cervical interno, el cual posteriormente debe dilatarse para la salida del bebé.
-Cuando lo cubre totalmente se le llama placenta previa central total.
-Cuando cubre sólo una parte se le llama previa parcial o marginal.

Se comienza a notar en la segunda mitad del embarazo, ya que aquí el cuello comienza a tener modificaciones (borramiento, dilatación, etc.) y al ocurrir en este sitio donde se insertó, se rompen vasos sanguíneos o despegamiento placentario que pueden llevar a hemorragias.

Síntoma principal: sangrado vaginal súbito al final del 2° trimestre o empezando el 3° trimestre.

-Causas: útero de forma anormal, multíparas, embarazos múltiples, cicatrización del revestimiento del útero por cirugías, cesárea o aborto, fertilización in vitro, mujeres que fuman, consumen cocaína o se embarazan a edad avanzada pueden tener un mayor riesgo.

-Tratamiento o medidas: En estos casos el embarazo se debe mantener el reposo, evitar que se produzcan contracciones y resolver el parto por cesárea junto a todas las condiciones necesarias en el hospital por riesgo de hemorragia grave, poniendo en riesgo la vida si no se toman las medidas.

Desprendimiento prematuro de la placenta

La placenta comienza su desprendimiento después de la expulsión del bebé, cuando al disminuir bruscamente el volumen del útero y producirse mayores contracciones uterinas se reduce el área donde estaba inserta. Produciéndose rupturas de vasos sanguíneos que forman un hematoma entre la placenta y el útero favoreciendo el desprendimiento hasta expulsarlo “alumbramiento”, que puede ser espontáneo, traccionado por el cordón umbilical o manualmente

En algunos casos esto ocurre parcial o totalmente durante el trabajo de parto o incluso durante el embarazo, generando una complicación riesgosa, desde mínima hasta la muerte del bebé, ya que no contaría con el aporte de oxígeno y nutrientes, dependiendo del grado del desprendimiento, los cuales varían según la separación de la placenta de la pared uterina:

Grado 0: no hay síntomas y sólo se diagnostica el desprendimiento de placenta después del parto.
Grado 1: El más frecuente, hay sangrado escaso y pocas contracciones uterinas. El feto no se afecta
Grado 2: mayor contracciones uterinas y hemorragias moderadas. El aumento de la frecuencia cardiaca del feto también puede ser un indicador.
Grado 3: La placenta se separa por completo de la pared uterina, es el más grave y menos común. Sangrado muy intenso con continuas contracciones uterinas. Requiere cesárea urgente.

-Causas: No se tiene claro la causa que lo genera, pero se asocia con traumatismo abdominal, cordón umbilical corto, hipertensión o preeclampsia.

Síntomas: Depende del grado, siendo desde mínimos hasta más evidentes cuando el desprendimiento es de mayor grado. Lo más común es que se presente dolor abdominal, hipertonía uterina (como contracción sostenida), contracciones más frecuentes de lo normal, sangrado transvaginal, malestar general, náuseas, movimientos menores del feto, sangre en el líquido amniótico

Tratamiento o medidas: Si es leve, se recomienda reposo, cuando el desprendimiento es mayor, se recomienda adelantar el parto, por parto vaginal si éste está muy avanzado, o cesárea urgente en caso contrario, o si no hay trabajo de parto. Si no se actúa a tiempo trae complicaciones de vida tanto al a bebé como a la madre.

Placenta Acreta

Se refiere a la implantación anormal de la placenta, más allá de la superficie endometrial del útero, llegando hacia su pared muscular (miometrio) o incluso hasta su recubrimiento seroso y afectar órganos cercanos. Existen 3 tipos:

-Acreta: Fallo en la decidua. Las vellosidades se insertan directamente en el miometrio.
-Increta: Las vellosidades penetran en el interior del miometrio.
-Percreta: Las vellosidades alcanzan la serosa peritoneal e incluso la cavidad abdominal e invaden órganos cercanos

Es una complicación grave, poco frecuente, que no se detecta hasta el momento del parto o cesárea cuando se dificulta el desprendimiento. Se presenta principalmente en los casos de placenta previa.

Tratamiento: Depende del grado de penetración (acreta, increta o percreta) y de la extensión (toda la placenta o sólo un segmento) Generalmente se tiene que extirpar el útero completo, evitando despegar toda la placenta para no producir mayor hemorragia y agravar la situación.

Restos Placentarios

Causas: Sin existir problema de penetración excesiva de la placenta, hay retención de lóbulos o de fragmentos placentarios lo que puede generar hemorragias severas postparto.
Tratamiento o medidas: Esto se previene o se resuelve mediante la revisión manual cuidadosa de toda la cavidad uterina después del alumbramiento.

Bibliografía
  • Protocolos Asistenciales en Obstetricia. Placenta previa y acretismo placentario. 2004. www.sego.es.
  • Servicios asistenciales Ginecología y obstetricia (hvn.es)
  • Revista chilena de obstetricia y ginecología.

 

Piso pélvico y post parto

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

¿Qué sucede con nuestro piso pélvico luego del embarazo?

Antes de comenzar a hablar acerca de los cambios que se producen durante el embarazo en nuestro piso pélvico, debes saber en qué consiste esta estructura.

El piso pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos ubicados en la base de nuestro vientre, y cierran la cavidad abdominal en su parte inferior.

Esta estructura sirve de apoyo para distintos órganos entre los que se encuentran la vejiga y el útero; además da paso a la orina, heces, menstruación, fluidos del coito y al bebe en el momento del parto.

Estos músculos pueden verse afectadas por algunas situaciones cotidianas como deportes de impacto, obesidad, cargas de peso, menopausia, embarazo, parto y post parto.

En el proceso de maternidad se producen distintos cambios en el cuerpo de la mujer. El embarazo, el parto y el post-parto son factores que, si no se tratan, pueden perjudicar a corto y a largo plazo el bienestar del suelo pélvico de la madre, afectando así su estado físico y psíquico.

Durante el proceso de gestación, el aumento del tamaño del bebe genera una sobrecarga en la base de nuestro vientre, aumentando así la distensibilidad de la musculatura perineal. Esto, tiene como consecuencia un debilitamiento de nuestro piso pélvico, generando problemas como incontinencia urinaria, prolapsos y disfunción sexual, debido a que la musculatura afectada ya no tiene la misma capacidad para contraerse.

La incontinencia urinaria de esfuerzo, que es la más común en casos de debilitamiento de suelo pélvico, es aquella pérdida que se produce al realizar un esfuerzo tal como toser, cargar un peso o correr, debido a que los esfínteres que controlan la salida de orina se encuentran debilitados.

La alteración de la fuerza contráctil del piso pélvico, puede generar caída de algunos órganos o también conocido como prolapsos, ya que la musculatura pierde su capacidad de sostén. Los prolapsos más frecuentes son los de uretra, vejiga y útero.

Por último, la disfunción sexual se produce debido la debilidad del musculo pubococcigeo, también denominado “músculo del amor” que forma parte de la estructura del piso pélvico y es el encargado de realizar las contracciones vaginales durante el orgasmo.

Las alteraciones de piso pélvico, no solo involucran disfunciones físicas, sino que también afectan nuestros aspectos sociales, emocionales y económicos, teniendo un gran impacto en nuestra calidad de vida. Es por esto que es necesaria la prevención y la intervención temprana en el posparto con el fin de recuperar aquellas estructuras que han sufrido alteraciones y/ o disfunciones durante el embarazo y el parto. La adecuada recuperación posnatal ayudará a mejorar nuestra calidad de vida y prevenir futuras complicaciones.

Referencias
Anatomía de piso pélvico, revista médica Clínica las Condes.
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0210-48062007000700004
Posparto y calidad de vida, Sandra Martínez Bustelo.

 

piso pélvico y embarazo

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Prevención de disfunción de piso pélvico durante el embarazo

El embarazo y el parto vaginal se consideran los principales factores de riesgo para el desarrollo de disfunción del suelo pélvico. La hipótesis es que; 1) la fuerza y resistencia del músculo del suelo pélvico (PFM) se reduce significativamente en el primer parto en general, y 2) los cambios en la fuerza y resistencia del PFM están influenciados por el modo de parto.

La fuerza de PFM se reduce significativamente después del parto vaginal, tanto normal como instrumental, de 6 a 12 semanas después del parto. La cesárea aguda resultó en una reducción significativamente menor de la fuerza muscular.

Los factores de riesgo son: embarazo, partos (número y tipos), peso del bebe, ganancia de peso materna. Por lo que las consecuencias de una disfunción pelviperineal pueden ser incontinencia de orina, Incontinencia de gases, dolor perineal, dolor pélvico, etc.

Las indicaciones generales para prevenir un escape de orina o un daño en el periné son realizar una ejecución de la técnica de Knack frente a los esfuerzos, realizar un esquema de ejercicios perineales según la evaluación individual y evitar maniobra hiperpresivas (aumentan la presión) durante las actividades de la visa diaria y defecación.

¿Cómo podemos prevenir?

-Realizando educación y reconocimiento de las estructuras involucradas para una correcta Higiene postural .

– Realizar un Entrenamiento de piso pelviano durante el embarazo para prevenir futuras complicaciones.

-Eliminar de hábitos hiperpresivos, como ejercicios que aumenten la presión intraabdominal.

– Cambiar las estrategias de carga: Trabajar una adecuada activación muscular para la ejecución de las actividades que impliquen fuerza: Knack ‐Flexión desde las  caderas ‐Coactivación abdominal y Exhalación durante la  ejecución

– Cambiar Hábitos de alimentación y defecación

– Preparación al parto: realizando el masaje perineal desde la semana 34 de gestación, trabajar movilidad pélvica para el descenso fisiológico, y enseñar correctas técnicas de pujo y posiciones para facilitar el expulsivo.

Bibliografía:
International Urogynecology Journal,2011, Pelvic floor muscle function before and after first childbirth, Volume 22, Issue 12, pp 1497–1503
– Clases Diplomado Kinesiterapia en Disfunciones Pelviperineales de la Mujer.

Piso Pélvico

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

IMPACTO DEL SOBREPESO SOBRE EL PISO PÉLVICO

 

La obesidad es una enfermedad crónica de alta prevalencia en Chile y en la mayoría de los países del mundo. Se caracteriza por un mayor contenido de grasa corporal, lo cual dependiendo de su magnitud y de su ubicación topográfica va a determinar riesgos de salud que limitan las expectativas y calidad de vida.

Entre los trastornos asociados a la obesidad se encuentran las alteraciones del piso pélvico (APP). Éstas incluyen incontinencia y disfunción fecal, incontinencia y urgencia urinaria y prolapso de órganos pélvicos como la vejiga o el útero.

suelo-pc3a9lvico

La característica principal de las APP es una debilidad de los tejidos que sostienen los órganos en el área de la pelvis. El mecanismo de acción del sobrepeso/obesidad, puede ser a través del aumento crónico de la presión intraabdominal que puede alterar el control motor y dar lugar a un piso pélvico ineficiente y, por tanto, a que la orina se escape. Estas APP afectan a la calidad de vida y en sus formas extremas incluso las mujeres afectadas no pueden salir de sus casas. Estudios epidemiológicos han mostrado que dentro de la población de mujeres adultas tanto las APP como la obesidad superan el 30%.

Hay evidencias de que un incremento de la adiposidad preferentemente abdominal aumenta la presión en la zona de la vejiga urinaria y, por tanto, es un factor en la incontinencia y en la urgencia urinaria. Recientemente, se ha publicado un estudio en el que se evaluó a 338 mujeres con sobrepeso que habían sufrido, al menos, diez episodios de incontinencia urinaria se aplicó un programa de pérdida de peso intensivo que incluía dieta, ejercicio y terapia de modificación conductual, a los seis meses, tanto la pérdida de peso (-7,8 kg) como los episodios de incontinencia urinaria (-47%) disminuyeron de manera significativa. Estos autores demuestran que la pérdida de peso es un tratamiento efectivo para las mujeres con sobrepeso y obesidad con incontinencia urinaria.

Dado que la prevalencia de obesidad está incrementando en la población y que el peso es un factor de riesgo modificable, los resultados de este estudio, por un lado ayudan a considerar una relación causal entre la incontinencia urinaria y la obesidad y, por otro lado, a considerar la pérdida de peso como un tratamiento de primera línea para la incontinencia urinaria.

Bibliografía
Prevalence and risk factors of urinary incontinence in women who visit the doctor with low back pain: Multicentre study.
Factores de riesgo modificables en las disfunciones del suelo pélvico femeninas. Revisión sistemática cualitativa. Rebeca Sestelo Díaz Alcalá de Henares, Madrid Junio 2014

 

 

Gimnasia Abdominal Hipopresiva

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

¿Tiene contraindicaciones la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH)?


GIMNASIA-ABDOMINAL-HIPOPRESIVA_ACTIVIDADES

Ya te hemos contado anteriormente sobre la Gimnasia Abdominal Hipopresiva; sus características, objetivos y sus múltiples beneficios. Pero existe un detalle, ¿Todos podemos practicarla? Te lo contamos acá.

Generalmente las contraindicaciones para la práctica de gimnasia abdominal hipopresiva, se han dividido en relativas y absolutas, pero con el tiempo, las investigaciones demostraron que algunas de las condiciones o patologías contraindicadas como absolutas, podían pasar a ser consideradas relativas, con el solo hecho de adaptar las pautas de entrenamiento a cada caso, evitando situaciones de riesgo. A continuación, detallaremos cada caso:

  • Mareos, dolor de cabeza o malestar general: Puede generarse al comienzo, por el cambio de patrón respiratorio, pero con la práctica ira cediendo.
  • Postparto inmediato: Aunque las madres quieran recuperar pronto su estado previo al embarazo, debemos esperar que pase su período de cuarentena (depende del tipo de parto 6-8 semanas) y se entregue el alta médica para comenzar a realizarlos, ya que debemos contar con que exista una correcta involución uterina, que nuestra musculatura y cicatriz (en caso de existir), se encuentren en buenas condiciones.
  • Procesos inflamatorios o intervenciones quirúrgicas recientes: Debemos esperar el tiempo adecuado y el alta médica, para no afectar su correcta evolución.
  • Problemas articulares en hombros o rodillas: ya que no se logrará hacer de buena forma algunas posturas que incluyen movimientos o apoyo de estas articulaciones.
  • Hipertensión arterial: El ejercicio puede aumentar el flujo sanguíneo y con ello la presión arterial, además, en caso de no realizar una correcta apnea espiratoria, estaríamos generando aumento de presión intrabdominal. Sin embargo, se cree que teniendo una buena técnica de control de las respiraciones podría disminuir la frecuencia cardiaca. Es por ello que se recomienda evaluar cada caso, si la persona está tratando su hipertensión, nivel de actividad física, entre otras; debemos controlar de forma constante la presión arterial y ser supervisados siempre por un profesional.
  • Gestantes: Las apneas y la acción del diafragma pueden generar contracciones uterinas no deseadas. Sin embargo, en algunos casos, el instructor certificado puede hacer adaptaciones de esta situación, evitando si o si las apneas y enfocándose solo en las posturas y control de la respiración, las cuales son fundamentales durante el embarazo.

Otras consideraciones

Horario: El mejor momento para realizarlos es durante la mañana, ya que el ejercicio provoca la elongación de la cadena posterior, mejorando la postura. Además, el metabolismo estará aumentado durante la mayor parte del día y manteniendo al alumno mucho más activo.
Si no puede realizarse durante la mañana, lo ideal es que se practiquen al menos 2 horas antes de dormir, para posteriormente lograr retornar a la calma, conciliar el sueño y descansar.

Después de comer: Es importante que se practiquen con el estómago vacío o haber comido una hora antes mínimo, ya que además de ser más difícil e incómoda la contracción diafragmática con el estómago lleno, le resta energía al proceso de digestión.

Ir al baño antes: La vejiga deberá estar vacía, ya que se activa el sistema parasimpático, haciendo que se siga llenando sin darnos cuenta y será más difícil de practicarlos.

Bibliografía:
-Formación de entrenamiento Gimnasia Abdominal Hipopresiva, Low Pressure Fitness.
-Método Hipopresivo M. Caufriez
.

Control Prenatal

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

Importancia del Control Prenatal

El control prenatal es importante incluso en embarazos saludables. Los controles regulares ayudan a identificar pacientes con mayor riesgo tanto obstétrico como perinatal, agregan intervenciones ligadas a la prevención de dichos riesgos y también contribuyen a promover conductas saludables durante el embarazo. Aunque no es posible obtener estudios científicos randomizados, los resultados sugieren que los hijos nacidos de madres sin controles de embarazo tienen tres veces más riesgo de nacer con bajo peso y cinco veces más probabilidades de morir, en comparación con hijos de madres que reciben control prenatal. Además de los cuidados médicos, el control prenatal debería incluir educación, soporte emocional y preparación para el parto.

  • Los controles deben comenzar tan pronto como el embarazo sea sospechado, idealmente antes de las 10 semanas, especialmente en pacientes con patologías crónicas o que hayan tenido abortos o malformaciones del tubo neural
  • Una mujer sana debe comenzar a tomar ácido fólico (400 mg/día), idealmente dos meses antes de la concepción y continuarlo hasta al menos las 12 semanas (3-5).

La OMS, en base a un estudio multicéntrico realizado en 2003, recomienda un Modelo Control Prenatal en embarazos de bajo riesgo, con menor número de controles que lo utilizado habitualmente hasta esa fecha, enfatizando aquellas acciones que han mostrado ser efectivas para mejorar los resultados maternos y perinatales; medicina basada en evidencia. Sin embargo, en embarazadas con factores de riesgo materno o fetal, se debe diseñar un programa específico de seguimiento personalizado.

Según el Manual Ministerio de Salud (2008) el Objetivo General del Control Prenatal es:

1.- Controlar la evolucion de la gestación

2.- Fomentar estilos de vida saludables

3.- Prevenir complicaciones

4.- Diagnosticar y tratar oportunamente la patología

5.- Derivar a niveles de mayor complejidad cuando corresponda

6.- Preparar a la madre, su pareja y familia, física y psíquicamente para el parto y nacimiento, ayudándoles a desarrollar sus respectivos roles parentales.

Bibliografía:
-Departamento de ginecología y Obstetricia. Clínica Las Condes.
-Emeritus Professor of University of bristol, England.

El chupete

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

¿Es bueno o malo usar chupete?

Este elemento ha sido utilizado durante muchos años por los padres como una ayuda para lograr dar tranquilidad al bebé, sin embargo, siempre ha estado en controversia los beneficios v/s desventajas de su uso, generando cierto temor a que los niños se acostumbren a su uso y puedan generar alteraciones o malformaciones bucales. Es por esto, que aclararemos algunos de estos puntos.

El chupete en inglés se llama “pacifier” (pacificador), debido a su uso más común, calmar y dar consuelo al niño cuando llora, ayudar al destete y prevenir complicaciones de succión del pulgar. Pese a esto, el chupete no es indispensable, si no, un apoyo al pecho materno cuando la madre por alguna razón no puede alimentarlo, permitiendo al bebé continuar la succión y tranquilizarse.

El reflejo de succión se encuentra presente al nacer y se activa cuando succiona el pecho materno (incluso en el útero, lo hacen con su dedo). Con este reflejo, el niño siente la necesidad de buscar y llevarse las cosas a la boca, tranquilizándose, volviendo a la calma, asegurado su alimentación y se fomenta el aprendizaje del niño a su nuevo entorno.

VENTAJAS
-Algunos especialistas señalan una relación significativa entre el uso de chupete y la reducción del Síndrome de Muerte Súbita en el lactante, ya que mantendrían en un mayor estado de alerta y con un sueño menos profundo, estimulando los reflejos de defensa de vía aérea y colaborando con la regulación y ritmo cardiaco.
-Evita el hábito de chuparse los dedos y generar alteraciones y deformaciones mayores a nivel bucal y de dedo.
-Fomentar el estímulo de succión en prematuros que aún no lo desarrollan.
– Succionar produce un estado de placer en los bebés. ayudando a que el niño libere tensiones que no saben manejar.
– En niños imposibilitados de mamar, (por algún problema propio o de la madre), la succión del chupete sirve como un analgésico y tranquilizador.

DESVENTAJAS
-En menores de un mes, hay riesgo de aspiración de vómito (obstruye salida).
-Los cólicos aumentan, ya que con la forma de succión, el niño traga más gas.
-Pueden causar problemas de mala oclusión dental, donde ambas arcadas dentales, no encajan correctamente al realizar la mordida.
-El desarrollo del lenguaje puede tener riesgo, ya que para una correcta articulación de los fonemas, debe tener sus dientes alineados y firmes, lo que puede verse afectado con el chupete, además puede acostumbre a respirar por la boca, alterando así la producción de los sonidos, los movimientos naturales de la lengua y boca.
-El niño que se amamanta, desarrolla musculatura responsable de los movimientos de succión, deglutinación y respiración, quienes usan chupete, necesitan menos esfuerzo para tomar la leche, por lo que no se desarrollan bien esta musculatura.
-Se asocia a la lactancia materna más corta y no exclusiva (por sustitución), ya que la forma diferente de succionar, afecta su activación haciéndola menos eficaz y a largo plazo problemas de peso y talla.
Higiene dental se puede afectar, ya que algunos padres agregan sustancias o dulces para incentivar el uso el chupete, lo que podría generar la aparición de caries, además de riesgo de úlcera oral palatina traumática, candidiasis u Hongos oral resistente, contaminación química o hipersensibilidad al látex.

RECOMENDACIONES

  • No se recomienda usarlo en el 1º mes de vida, ya que puede llevar a succionar mal el pezón, generando una inadecuada técnica de amamantamiento y en la formación dental. La lactancia debe ser protegida y estimulada, por ello se recomienda, primero estabilizarla y después el chupete.
  • Uso esporádico y no un sustituto del pecho materno, siempre es mejor consolar con la lactancia materna, fomentando el apego.
  • Debemos ver que sea un chupete anatómico y de marca segura que no genere alteraciones, debe tener un tope que impida su aspiración o deglución accidental.
  • No forzar su uso si lo bota constantemente y averiguar la causa del llanto.
  • Restringirlo a partir de los 8 meses y suprimirlo antes del año, ya que el reflejo de succión desaparecería.

Podemos concluir que la decisión es de cada padre según la necesidad de sus hijos. Ni bueno ni malo, el chupete no es un elemento indispensable, pero sí puede ayudar mucho con bebes irritables o con imposibilidad de mamar en el momento, además, si se usa por un tiempo óptimo, existirán más beneficios que alteraciones. De todas formas, los trastornos que pueden surgir, no son graves y se pueden corregir con el tiempo abandonando estos hábitos y practicando el lenguaje.

Bibliografía:
AEP (Asociación Española de Pediatría), AAP (Asociación Americana de Pediatría), Chile Crece Contigo,
www.crecerfeliz.es , www.guiainfantil.com, www.crececontigo.gob.cl

 

OBESIDAD Y EMBARAZO EN CHILE

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

OBESIDAD Y EMBARAZO EN CHILE

La preocupación por la obesidad radica no sólo por sus efectos directos sobre la salud y calidad de vida de las personas, sino además por su fuerte asociación con las principales enfermedades no transmisibles de nuestro tiempo: cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, osteoarticulares y algunos tipos de cáncer. La obesidad puede llegar a reducir la esperanza de vida hasta en diez años.

El 50% de las embarazadas en control en el sistema nacional de servicios de salud presenta algún grado de sobrepeso u obesidad. En los últimos 15 años la prevalencia de obesidad se ha duplicado e inversamente la prevalencia de mujeres de bajo peso se ha reducido a la mitad.

Este cambio se ha asociado a una reducción de los niños con bajo peso o peso insuficiente al nacer y a un aumento de los niños de más de 4 kg (macrosomía fetal), que actualmente superan el 10% de los recién nacidos, con mayores riesgos obstétricos y de obesidad en etapas posteriores de la vida.

El predominio de Obesidad en el embarazo ha aumentado de 13% a 32% en sólo 15 años. Si se considera el sobrepeso, más de la mitad de las embarazadas chilenas controladas en el sistema público de salud estarían expuestas a un mayor riesgo durante la gestación por este factor.

Existe prevalencia relativamente alta de retardo de crecimiento intrauterino (RCIU), según la norma chilena de crecimiento intrauterino. Llama la atención la alta frecuencia de partos asistidos (mayoritariamente cesáreas) y la tasa de mortalidad fetal tardía.

En los últimos 15 años ha aumentado en cerca de 200 g el peso promedio de nacimiento a nivel nacional, reduciéndose la proporción de recién nacidos de bajo peso 6,4% a 5,5%, pero ha aumentado la proporción de macrosomía de 6,2% a 9,3%. La visión ministerial es mantener una buena distribución del peso al nacer, pero no a expensas de la obesidad materna, por todos los riesgos potenciales que ello implica durante el embarazo y en la vida posterior de la mujer.

En Chile, la Obesidad y la Diabetes Gestacional son altamente prevalentes en el embarazo.

Ante un embarazo de este tipo, se debe controlar y poner atención ante condiciones y situaciones médicas como:

  • Defectos del tubo neural
  • Diabetes gestacional
  • Hipertensión gestacional
  • Preeclampsia
  • Macrosomía
  • Parto más prolongado
  • Parto cesárea.

Los hábitos saludables como el ejercicio y una buena alimentación contribuyen a prevenir la ganancia de peso de excesiva.

 

 

Bibliografía:
Obesidad materna y riesgo reproductivo, Rev. méd. Chile v.132 n.8 Santiago ago. 2004        Eduardo Atalah, René Castro.
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864012702870
Rev. méd. Chile v.132 n.8 Santiago ago. 2004
https://espanol.babycenter.com/a13500031/sobrepeso-durante-el-embarazo-conoce-y-controla-los-riesgos

apego

Posted in Sin categoría by hierro. | Leave a Comment

El Apego y su importancia en el niño

Los vínculos son parte fundamental de la vida de las personas, por sobre todo en el desarrollo de un bebé, ya que le afectará en su base emocional a su futuro como adolescente o adulto.

Uno de los primeros y más importantes vínculos en formarse es el llamado “Apego” el cual se define como la relación afectiva más profunda e íntima entre el recién nacido y un adulto, que generalmente son sus padres o cuidadores, y que perdura durante largo tiempo.

Naturalmente el lazo comienza a formarse mucho más fuerte con la madre (desde los primeros minutos postparto en el contacto piel con piel) debido a la cercanía, contacto, olores, sensaciones, voz y de lograr la atender a las necesidades biológicas que requiere, sin entenderlo como sobreprotección, si no como la respuesta oportuna a sus necesidades, (como alimentarlo si llora cuando siente hambre). No debemos dejar tampoco de lado, lo importante de formar este vínculo con el padre, logrando una atención biparental, colaborativa y que no recaiga al 100% sobre esta madre.

¿Cuál es la Importancia?

La importancia de que se forme el apego, se basa fundamentalmente en el desarrollo evolutivo optimo del bebé. Dado que, este vínculo de ser protegido incondicionalmente, les proporciona la seguridad emocional para formar su personalidad según sus experiencias (Necesidad/Respuesta), adquiriendo con ello, formas de aprendizaje, es decir, la calidad del apego influirá en su desarrollo, su forma de ser y conducta futura. En el caso contrario, en que sus necesidades no sean cubiertas, (ej: El niño llora porque necesita cambio de pañal y los padres no lo hacen por largo tiempo y lo dejan llorar, entenderá que sus necesidades no fueron cubiertas, sentirá inseguridad y desconfianza), resultando en una carencia emocional.

apego1

Tipos de Apego (Existen distintos tipos de apego, según se conforme la relación).

APEGO SEGURO: El cuidador entrega atención, cariño y protección a las necesidades del niño. Logrando un desarrollo personal y emocional con base en la confianza. Consiguen ser personas seguras, estables, con relaciones satisfactorias, positivas e integradas.

APEGO ANSIOSO: El cuidador es inconstante y está disponible solo en algunas ocasiones, generando una personalidad de un niño ansioso a la separación, desconfiado e inseguro a la exploración. Dentro de este pueden subdividirse dos tipos:

  1. a) Apego ambivalente: Poca respuesta de sus cuidadores, confían muy poco y responden a la separación con angustia, protesta, enojo y resistencia.
  2. b) Apego evitativo: El cuidador no atiende de forma constante las necesidades del niño, lo que no permite desarrollar la confianza, generando niños y posteriores adultos inseguros con el resto, esperando ser desplazados debido a su experiencia de abandono.

APEGO DESORGANIZADO DESORIENTADO: El cuidador responde de manera desproporcionada o inadecuada, a las necesidades del niño. Cuando no logra calmarlo, entre en procesos de división. Desorientando al niño, generando inseguridad y ansiedad.

A.M.A.R.

Existen 4 habilidades fundamentales que ayudan a fomentar un apego sano, donde si juntamos una sigla con cada palabra se formara: “A.M.A.R”, que justamente es la base del APEGO:

1-Atención: Habilidad básica de atender, relacionarse afectivamente y comprometerse con el desarrollo del niño.

2-Mentalización: Habilidad de empatizar y comprender lo que le ocurre a un niño (no criticar ni inferir intenciones negativas a la señal de la necesidad).

3-Auto-mentalización: Comprender que sucede como padre y madre cuando los niños expresan cosas negativas y no culparlos de cosas que nos molestan a nosotros.

4-Regulación: El cuidador debe enfrentar de manera tranquila al niño para calmarlo y termine su malestar, (evitar dejarlo más estresado y molesto).

Podemos concluir, por tanto, que la calidad afectiva que reciba el niño por parte de sus padres, en definitiva “El Apego”, es una de las mejores maneras de aportar al desarrollo y estabilidad emocional de éste, ya que le entrega seguridad, confianza, con ello repercute en su autoestima y autonomía para enfrentarse a la sociedad.
El apego puede formarse con una o varias personas, pero siempre con un grupo reducido. La existencia de varias figuras de apego es, en general, la mejor profilaxis de un adecuado desarrollo afectivo dado que el ambiente de adaptación del niño es el clan familiar y no exclusivamente la relación dual madre-hijo.

 

Bibliografía
  • Ser padres conscientes, Daniel J. Siegel y Mary Hartzell, Ediciones La Llave
  • Centro de Psicología Clínica “Psicodiagnosis”, Psicología infantil y juvenil.
    http//www.psicodiagnosis.es
  • Protección integral a la infancia “Chile Crece Contigo”

MITOS Y REALIDADES DEL EMBARAZO

Posted in Maternidad by hierro. | Leave a Comment

Mitos y realidades del embarazo

Mito: Las mujeres embarazadas no deben comer pescado.

Realidad: La dieta debe ser balanceada e incluir el consumo diario de lácteos descremados, frutas, verduras, legumbres y fuentes de proteínas tales como pescado, aves, huevos, y carnes magras (Guías Alimentarias para la Población Chilena).

Mito: Hay que satisfacer los antojos porque indican que el organismo está carente de algún nutriente importante.

Realidad: Los antojos son bastante comunes y pueden presentarse en hasta el 80% de las embarazadas, pudiendo ser dulces, salados o ácidos. Su origen no está claro y no representan ninguna señal de carencia o necesidad de ciertos nutrientes. Sí se pueden comer con moderación, en forma ocasional, siempre y cuando no perjudiquen el buen desarrollo del embarazo.

Mito: Es preferible no teñirse el pelo.

Realidad: Lo ideal durante el embarazo es usar tinturas en base a henna y evitar las que contienen amoniaco y oxidantes, sobre todo durante los tres primeros meses. Por otra parte, no son aconsejables las decoloraciones ni las permanentes, ya que pueden provocar reacciones alérgicas en el cuero cabelludo. Sí se recomiendan durante esta etapa los masajes porque aumentan la irrigación y mejoran la vitalidad del pelo.

Mito: Se deben evitar las relaciones sexuales.

Realidad: Las relaciones sexuales se pueden mantener durante el embarazo, siempre y cuando no exista una contraindicación por parte del médico. Muchas embarazadas incluso sienten un aumento en su deseo sexual, e incluso, disfrutan más que en el período habitual. En otras, en cambio, disminuye considerablemente su líbido. Cada situación se debe conversar y analizar en conjunto con la pareja. Muchas veces vemos que son los maridos quienes no desean tener relaciones por miedo a dañar al bebé, pero la verdad es que en circunstancias normales, no es así.

Mito: Cada hijo cuesta un diente.

Realidad: Esta afirmación viene de la creencia de que el embarazo producía una descalcificación de los dientes de la madre, ya que el bebé supuestamente sacaba de ahí el calcio necesario para su desarrollo. Esto está lejos de la realidad. Lo que sí es recomendable es realizar al menos una visita al dentista durante el embarazo y descartar la presencia de gingivitis o inflamación de las encías, cuando se presenta sangrado de éstas.

Mito: Lo mejor es no hacer ejercicio durante el embarazo.

Realidad: Absolutamente falso. Siempre es recomendable realizar ejercicio durante el período de gestación, salvo que estén prohibidos por el médico. Mejoran la musculatura, disminuyen los dolores lumbares, favorecen el descanso nocturno y permiten un buen control del peso corporal. Los ejercicios más recomendados son la hidrogimnasia, ejercicio aeróbico con bajo impacto en las articulaciones, yoga y Pilates para embarazadas; o bien, simplemente salir a caminar.

Mito: Durante el embarazo se debe comer por dos.

Realidad: Es uno de los peores mitos del embarazo, porque es habitual que quienes están en el entorno de la embarazada traten de que ésta coma más, lo cual puede ocasionar sobrepeso y, como consecuencia, el desarrollo de patologías como diabetes gestacional. Los kilos que deba subir la embarazada van en relación al peso con el que se inicia el embarazo. Se requiere la asesoría del médico, y en ciertos casos, del nutriólogo o la nutricionista.

Guía Perinatal 2015, MINSAL. Gobierno de Chile.
Dr. Marcelo Pradenas, ginecólogo y obstetra de Clínica Las Condes